P

I

E

D

R

A

cuentos y secretos ...

sobre el autor


Responsive image

Nacida en Belgrado, Serbia. Pediatra. Además de curar niños enfermos, escribe libros para niños y no tan niños, hace teatro y música. Los últimos ocho años investiga las piedras de un modo único.

Todo comenzó en el 2007, de modo totalmente inesperado y sin preparar, nos cuenta Miriana Herzog.
En la orilla del mar ví una piedra con la reflexión de la vida del nuestro mundo. Y de repente ha dejado de ser una piedra cualquiera. Ahora, tras estos ocho años, me creo capaz de "leer" casí cualquier piedra que encuentro. A veces la imagen que encuentro en la piedra me parece más bonita que la imagen que pertenece a "nuestro mundo". El mundo de las piedras es un mundo sofisticado que necesita ser descubierto por Nosotros. Está al lado: en la orilla del mar, las orillas de los ríos y riachuelos, en los caminos rurales, fincas desiertas, en los pueblos y las ciudades...en cualquier lugar.

Hago fotos pero no soy fotógrafa. Yo meramente leo lo que se puede leer en la piedra. Las fotos se han nombrado observando lo que a mí me proyectan, pero dejan paso libre a cada uno que las vea a su manera, Creo que en parte me produce tanto encanto la idea de las imágenes petrificadas por su increíble variedad. Encuentro en las piedras la impresión de la fuerza del mundo y su estética que antes desconocía.

Con sus amigos ha formado el grupo que participa en la realización de este proyecto. Los miembros del grupo son: Ivan Ilich, Dejan Radojkovich, Dushica Zivkovich, Igor Ilich y David Herzog.

cuentos

    El pensamiento sobre Dalí

    Mi abuelo ha pavimentado su jardín con piedras anteriores a la Segunda Guerra mundial.
    Piedra picada.
    ¿Cómo es posible que entre estas piedras se encuentre una imagen petrificada, un pensamiento - pensamiento de Dalí?
    Puede ser que la piedra sea únicamente un pensamiento volante.
    Puede ser que todo esto se lo ha inventado Dalí.

    Los zapatos del Pedro el Grande

    En la reunión matinal en la casa de Natalia Nicolaievna estaba presente Vladrimir Ilinichni. Tenía una barba blanca y los ángulos de los labios discretamente húmedos. Hablaba en voz baja.
    Natasha, querida, me gustaría contarle algo que nadie puede saber. Sí sí, un gran secreto se lo voy a confiar, únicamente a Ud.
    Por favor, no lo haga Vladimir Ilinchin, no me gustan los secretos que nadie debe conocer y habitualmente los conoce todo el mundo.
    Oh no, Natalia Nicolaievna, es muy importante. Quiero que Ud. lo sepa. Escuche. Pedro el grande, sabe, nuestro Zar, nuestro emperador, tenía un pie minúsculo. Calzaba el número 37 según las tallas modernas. Era muy alto, sobre 2 metros y 3 centímetros. Este pie minúsculo, con el cuerpo tan alto le molestaba muchísimo. ¿Inestabilidad, entiende? ¿Era un genio, verdad? ?Y qué hace un genio?
    Se ha hecho a si mismo unos zapatos grandes. Primero se ponía sus zapatos pequeños, y luego encima se ponía sus zapatos grandes. Y se pone a andar por Rusia y por el mundo entero.
    ¿El gran Zar con sus zapatos grandes!
    ¡ Esto no puede ser verdad! dijo Natalia Nikolaievna.
    Querida Natasha, puede ser que no ó puede ser que sí. ¿Quién sabe? El emperador tiraba sus zapatos grandes, ya desgastados al mar. Tenía preparados los nuevos y siempre los llevaba consigo.
    Nadie podía ver al Zar poniéndose en la orilla sus zapatos grandes nuevos. ¡El gran secreto del Zar!...¿Natalia Nicolaievna por qué no hay más vodka en esta casa? Está siendo muy cruel conmigo esta noche.

    La máscara

    ¿Qué puede una máscara?
    Una máscara puede defenderse, ser otra persona, jugar y esconderse.
    Una máscara puede amar, pedir ayuda, puede enseñarle a su hijo.
    Una máscara puede llorar y reír.
    Una máscara puede olvidarse de lo que es.
    Una máscara puede volver a si misma.

    El gran acontecimiento

    Todos se han aseado, peinado y han puesto su mejor ropa.
    Han salido a la plaza.
    Viene el Líder.
    Hubo que esperar bastante.
    La muchedumbre empieza a revolverse.
    Los niños empiezan a gritar; "No vendrá, no vendrá"
    Los mayores les callan.
    Los niños se duermen.
    El Líder no ha venido.

    Invierno del 1914.

    El abuelo envió una carta de Corfú a sus hijos todavía inmaduros para ir a la guerra que acaban de aprender a leer y escribir. El portador de la carta fue un primo lejano suyo, bajo de estatura y no muy listo que sabía algunas palabras de francés, así que con la carta además encontró manera de volver de la guerra. Ciertamente, recibió un rasguño de bala en el brazo, así que llevaba un vendaje.
    En la carta ponía: "... No debo nada a nadie. Cuidad de vuestra madre y hermanas.
    No fuméis cigarrillos. Cuidad del ganado. Si entráis en dificultades, vended dos vacas.
    Pedid ayuda a la gente que todavía esta por allí. Pagad los jornales como dios manda...
    Si dios quiere y yo vuelvo, haremos todo juntos.
    Os quiere vuestro padre.
    Mladen. "

    La discusión sin un por que

    "Ud. dijo que el pájaro ha sobrevolado."
    "No, no era lo que dije."
    ¿"Cómo que no"? Lo dijo.
    "No, no. ¿Porqué diría que el pájaro ha sobrevolado si no ha sobrevolado"?
    ¿"Quizás quería decir que el pájaro ha aterrizado"?
    "Pues, si ha aterrizado no ha sobrevolado" ¿"Entiende la diferencia"?
    "No entiendo"
    "Pues, eso es - no lo entiende"
    ¿"Yo no entiendo"? ¡"Cuide sus palabras"!
    ¿"Qué cuide mis palabras"? "Debería cuidar sus palabras Ud. y no yo"
    ¡"Debería darle vergüenza"!
    ¡"A Ud. le debería dar vergüenza"!

    Finura

    La finura se esconde en un pelo del bebé, en un hilo de la red de araña, en la línea que dibuja un niño con el lápiz, en el tembleque de un pájaro minúsculo, en la voz de la madre, en las alas de una mariposa blanca, en la cálida lluvia del verano, mano del pintor, pata del gato y voz del pájaro, en el pétalo de la flor, en los dedos del niño, en el sueño...
    Y en el amor.

    La danza de los dioses

    ¿Señores, estáis bailando. No tenéis vergüenza?
    ¡Estáis desnudos!
    Si, estamos bailando. Somos dioses y vosotros solamente humanos.
    ¡Pensaba que dioses ya no existían!
    ¡Al contrario!
    ¡Estamos omnipresentes!
    ¡Observen mejor!

    El niño con pecas

    La madre del niño pecoso estaba desesperada cuando nació. Nadie en su familia tenía tantas pecas.
    Él ha crecido. Era guapo. Seguía con sus pecas.
    Estudió física en Cambridge.
    Se ha hecho físico y el orgullo de su familia.

    Pandemonio

    Se han reunido todos al lado del río frío y transparente: Hombres con la cabeza del caballo aparente, curas, popes, rabinos, muftí, las mujeres con pañuelos blancos, las mariposas de alas grandes, monjas, monjes, voces, pájaros, enanos, ladrones de caballos, sirenas... En la oscuridad, al lado del río.
    El diablo estaba esperando su momento. No ocurrió hasta el amanecer.

    La alegría de lo distinto

    La madre tenía tez blanca. Padre era moreno,
    Madre tenía pelo liso. Padre tenía rizado.
    Madre tenía ojos verdes. Padre negros.
    La madre soñaba en su idioma. El padre en el suyo.
    En casa se hablaba el idioma común.
    Sus niños eran felices.

Responsive image

¿Cómo obtener las fotos?

Contáctenos por el correo electrónico y le enviamos más información sobre la foto que le interesa y condiciones de entrega.
La foto que se elige se puede recibir enmarcada ó en el formato electrónico

Exposiciones

"Mislim da svako od nas ima neki nepoznati svet, u koji može da "upadne" i da ga osvetli za sebe, a i za druge.

Život je samo jedna sjajna igra!

Možda nam je igra mnogo više potrebna, nego što se trudimo da po svaku cenu promenimo i poboljšamo svoje živote.

Možda je samo igra dovoljna!

Čovek je biće igre.

Čačak. 14. april 2016.

Testimonios

contacto

Responsive image